Las energías que utilizan las máquinas e instalaciones puedan dañar a los trabajadores durante las intervenciones que realizan en ellas por razones de mantenimiento o servicio.

El control de energías peligrosas es un enfoque preventivo para evitar estos daños.

Se basa en dos principios preventivos esenciales:

a. La prevención de arranques intempestivos.
b. La consignación de la energía peligrosa.

R6E19140

  • Categorías:
  • Fecha de publicación: 30/10/2019
  • Formato: Pequeño formato
  • Idioma: Español