Se han publicado en el Portal PRL dos trípticos sobre los riesgos de exposición a harinas y aditivos de las masas de pan en empresas del sector de la alimentación.

Cuando los trabajadores respiran polvo de harina en suspensión en el aire se pueden llegar a desarrollar diferentes enfermedades, entre ellas la conocida como “asma de los panaderos”, pero también otras afecciones de carácter alérgico. Unos de los primeros síntomas del “asma de los panaderos” suele ser la rinitis alérgica, que es una reacción de las membranas de la mucosa nasal a la exposición a ciertas sustancias, como el polvo de harina.

Los agentes sensibilizantes se producen por exposición y manejo durante las operaciones de molienda, amasado, harinado, esponjado, división y cocción de las piezas, de polvos de harina, levaduras, enzimas, hongos, ácaros, otros parásitos y aditivos alimentarios (conservantes, antioxidantes, aceites de esencias, semillas, proteínas del huevo), y por la permanencia en estancias (almacenes, obradores), donde se acumulan estas materias primas y los mencionados parásitos.

En los folletos, uno para trabajadores y, otro, para empresas, además de indicar los riesgos y las tareas más habituales donde se pueden producir, se detallan las medidas preventivas para controlarlos y evitar efectos adversos para la salud de los trabajadores expuestos.

Para acceder a los folletos clicar en los siguientes enlaces:

Los folletos han sido realizados por el consultor  Ignacio Gómez Mena, al que felicitamos por su trabajo.