Resumen de los aspectos más significativos desarrollados  en el congreso de  la sociedad española de protección radiológica de 2017 sobre la protección frente a las radiaciones y los campos electromagnéticos

  • Los trabajadores expuestos a radiaciones ionizantes están expuestos a denominados niveles de dosis bajos esta término se utiliza para diferenciar de las exposiciones a niveles elevados de dosis que se han producido en conflictos o accidentes muy graves. Inferiores o en el rango de los límites de dosis establecidos por la normativa.
  • Los efectos para la salud a estos niveles de radiación más habituales presentan lagunas de conocimiento.  Fundamentalmente se ha realizado una extrapolación de modelos de efectos a dosis elevadas bien conocidos por la evidencia científica existente.
  • Una de las bases sobre las que se sustenta el modelo es que el efecto será menor cuanta menor sea la dosis de radiación recibida.

Puede ser novedosa una línea presentada en la sesión plenaria del pasado congreso de la Sociedad Española de Protección Radiológica, que expone como ciertos niveles de dosis generan mecanismos de defensa en el organismo humano, que de alguna manera dota los mecanismos de protección de capacidad de defensa frente a estas radiaciones.

Científicamente tener bien comprendida esta cuestión será difícil pero  puede sentar las bases de cambios en los principios de protección frente a las radiaciones establecidos.

Se perfilan las principales modificaciones que la actualización del Reglamento de Protección Sanitaria frente a radiaciones ionizantes puede comportar:

Reducción del límite de dosis máxima para el cristalino:

  • Las recientes investigaciones en como afecta la radiación ionizante al cristalino ha inducido a reducir el límite máximo de dosis que puede recibir. De 150 mSv  de límite se pasará a 20mSv. Es una reducción significativa motivada porqué se han evidenciado efectos para la salud (pérdidas de visión) a niveles de dosis más bajos de los que antes se marcaban como inocuos.  Dicho cambio implica un control más estricto en una serie de actividades. Afecta a un número muy bajo de trabajadores, fundamentalmente cirujanos que practican tipos específico de intervenciones.

Protección frente a la radiación de origen natural.

  • Determinadas actividades especialmente que implican ciertos minerales, en industria extractiva o en su procesado, pueden comportar un control más estricto de las dosis recibidas por los trabajadores en su desempeño.
  • También la exposición a radón será objeto de un marco de protección más específico y desarrollado. Se avanza que serán las UTPR (unidades técnicas de protección radiológica) las entidades que tendrán que desarrollar la mayor parte de tareas relacionadas (medidas de niveles, control de dosis…)

Campos electromagnéticos.

  • Se ha realizado un seguimiento  del cumplimiento de la normativa al efecto, y de los principios de protección aplicados. En general se señala que en los sectores laborales  implicados, la normativa se cumple teniendo en cuenta los criterios de limitación impuestos por dicha normativa (R.D. 299/2016).

Para acceder a la WEB  de la Sociedad Española de Protección Radiológica y obtener más información del congreso y más detalles:

https://www.sepr.es/

Se puede DESCARGAR el archivo con el trabajo presentado en formato póster que contiene las conclusiones del proyecto que analiza las exposiciones a campos electromagnéticos en el ámbito sanitario.

  • Categorías: Riesgos
  • Fecha de publicación: 30/06/2017
  • Formato: Cartelería
  • Idioma: Español