Coronavirus y prevención de riesgos laborales

Cambios en la distancia interpersonal

La distancia mínima interpersonal obligatoria cambia de 2 a 1,5 m, de acuerdo con el RD Ley 21/2020. De aplicación a todos los documentos de esta web excepto a los que hagan referencia a las fases 1, 2 y 3 de desescalada.

E-learning sobre el Coronavirus

Asepeyo te ofrece esta Acción de información y Sensibilización (AIS) donde sabrás cómo actuar y afrontar esta situación de una forma comprensible y ciudadana.
Accede y verás qué medidas preventivas básicas hay que considerar durante el desplazamiento al trabajo y en la jornada laboral.
*No se proporciona registro de progreso ni justificante de realización.

CONTENIDO
– ¿Qué debo saber del nuevo coronavirus?.
– Prevención frente al contagio en el trabajo.
¿Cuándo no debo salir de casa?.
Antes de salir de casa.
Al desplazarnos.
En el centro de trabajo.
Al llegar a casa.
– Gestión del impacto psicológico generado por la COVID-19.                                                   CATALÁN

Puedes ver el catálogo de todas las AIS accediendo – Catálogo E-learning

Documentación específica

 

Guía de difusión de buenas prácticas de gestión y acciones efectivas para prevenir y reducir la transmisión de la COVID-19 en el entorno laboral.

Puestos de trabajo SIN exposición profesional al riesgo y en ámbitos NO sanitarios o sociosanitarios.

 
Gestión de la prevención de la COVID-19 en el trabajo  

Comparación de requisitos en PRL del Plan para la transición hacia una nueva normalidad (fases 1, 2 y 3).

Guía que aborda, por una parte, el impacto emocional que está generando la situación de confinamiento y por otra el impacto laboral centrado fundamentalmente en la obligatoria introducción del teletrabajo en las empresas.

Documento donde se exponen las ventajas, inconvenientes y consecuencias del teletrabajo en solitario, así como un conjunto de buenas prácticas, tanto para la empresa como los trabajadores, para su adecuada gestión.

Ponemos a disposición de las empresas un sistema de valoración del estado psicológico de los trabajadores, a través de un cuestionario, con el objeto de analizar de forma general el impacto sobre éstos, tanto en el periodo de confinamiento como en su reincorporación a su actividad presencial en el puesto de trabajo.

Planteamos dos posibilidades de cumplimentación. Por un lado la descarga del pdf adjunto, donde de forma autónoma cada empresa podrá hacer la valoración de los resultados. Y por otro la cumplimentación del cuestionario on line a través del formulario incluido en el siguiente enlace: https://forms.gle/h8VR38FZ4fKiHwkS6

Para obtener los datos exclusivamente del personal de cada empresa será necesario generar un formulario particularizado, que será anónimo, para cada una que lo solicite, para ello es imprescindible que se ponga en contacto con su Consultor de Prevención de Asepeyo.

En caso de no contactar se obtendrán valores generales de todos aquellos trabajadores que rellenen anónimamente el cuestionario on line, que servirán para posteriormente poder publicar una valoración global del conjunto de cuestionarios respondidos. Una vez cumplimentado y enviado el cuestionario se pueden visualizar los gráficos, a nivel general, de las respuestas obtenidas hasta el momento a través de la opción «Ver respuestas anteriores»

Guía de buenas prácticas para orientar a las empresas en la gestión de los riesgos psicosociales de la reincorporación al trabajo. Encontraremos algunas de las principales consecuencias que la pandemia y el confinamiento pueden haber generado en los trabajadores. La interacción de estas consecuencias con los riesgos psicosociales. Recomendaciones para abordarlos y conseguir el mayor bienestar posible de los trabajadores. Se incluyen, además unos consejos para gestionar las emociones individualmente.

Diez puntos principales para gestionar el bienestar psicológico y emocional de los trabajadores en su vuelta al trabajo.

Aspectos a tener en cuenta, a nivel individual, para gestionar mejor el impacto emocional del estrés generado por la reincorporación al trabajo.

Uso de mascarillas, tipo, protección, reutilización y limpieza.

Conjunto de buenas prácticas a adoptar en las obras de construcción frente al virus SARS-COV-2 y la enfermedad derivada COVID-19.

Conjunto de buenas prácticas a adoptar en el sector de la restauración frente al virus SARS-COV-2 y la enfermedad derivada COVID-19.

Desinfección de personas, aire y superficies. Principales métodos.

Desinfección por radiación ultravioleta Desinfección por ozono

 

Efectividad de la desinfección en lugares de trabajo Infografías sobre uso de ozono y ultravioletas en desinfección

Medidas preventivas para evitar contagios por una insuficiente ventilación

 

 

Medidas preventivas para prevenir intoxicaciones, evitando mezclas innecesarias.

 

Limpieza, composición y riesgos. Recomendaciones para su uso adecuado.

 

 

El objetivo de este artículo es facilitar la información necesaria para identificar los productos que cumplen la normativa alternativa relativa al marcado CE europeo que nos permitan garantizar que cumplen los requisitos de seguridad y salud que necesitan los trabajadores.

 

 

 

 

 

 

Enlaces de interés

En esta sección encontrarás una selección de enlaces actualizados regularmente con información de interés sobre el Coronavirus, tanto legislación como recomendaciones y protocolos de actuación de entidades de reconocido prestigio:

 

Carteles e infografías

Preguntas frecuentes

Para descargar el archivo en pdf de las preguntas frecuentes clicar en la siguiente imagen:

 

 

1.- Si es un problema de salud pública ¿Qué tiene que ver con la empresa y con prevención de riesgos laborales?

Efectivamente es un problema de salud pública y la autoridad competente, actualmente, es la Autoridad Sanitaria de las  Comunidades Autónomas, dentro del ámbito de sus competencias. Es un riesgo que se genera en el trabajo, pero no un riesgo derivado del trabajo.  

No obstante el Ministerio de Sanidad puede publicar  la documentación que considere oportuna para proteger a los trabajadores ante posibles contagios durante su actividad laboral, aplicable para aquellos que están trabajando actualmente o aquellos que se reincorporen después de un periodo  de confinamiento. Pero desde el punto de vista legal, salvo excepciones, será la autoridad sanitaria de las Comunidades Autónomas las que dicten la normativa, aunque las ya publicadas por el Gobierno de España siguen siendo de aplicación.

2.- Como empresario o responsable de prevención ¿cómo me afecta, qué tengo que hacer, qué obligaciones tengo?

En este punto y de acuerdo con la guía “Procedimiento de actuación para los servicios de prevención de riesgos laborales frente a la exposición al SARS-CoV-2” publicado por el Ministerio de Sanidad, hay que distinguir entre las empresas que por la naturaleza de la actividad los trabajadores pueden estar expuestos a agentes biológicos (incluido el  SARS-CoV-2) como en hospitales, servicios de asistencia sanitaria (comprendidos los desarrollados en aislamiento, traslados, tareas de limpieza, cocina, eliminación de residuos, transporte sanitario, etc.), laboratorios y trabajos funerarios y, por otro lado, aquellas empresas que esta exposición no está derivada de su actividad.

En el primer caso las obligaciones son las derivadas de la aplicación la normativa en prevención de riesgos laborales, y muy especialmente del Real Decreto 664/1997 de agentes biológicos.

En el segundo caso las obligaciones son las siguientes:

–  medidas preventivas para evitar el contagio entre los trabajadores, ya sean los del propio centro o de empresas externas (transportistas, contratas, etc.),

– se debe informar y formar a los trabajadores (sensibilización),

– realizar una evaluación de riesgos de la exposición al virus SARS-CoV-2,

– tener constancia documental de la entrega de EPIs.

Se recomienda elaborar y mantener la documentación relativa al cumplimiento de las obligaciones indicadas.  

Con la publicación del Real Decreto-ley 21/2020, de 9 de junio, de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, en el Art. 7 Centros de Trabajo se indican las medidas que deberá adoptar el titular de la actividad económica o, en su caso, el director de los centros y entidades como:

a) Adoptar medidas de ventilación, limpieza y desinfección adecuadas a las características e intensidad de uso de los centros de trabajo, con arreglo a los protocolos que se establezcan en cada caso.

b) Poner a disposición de los trabajadores agua y jabón, o geles hidroalcohólicos o desinfectantes con actividad virucida, autorizados y registrados por el Ministerio de Sanidad para la limpieza de manos.

c) Adaptar las condiciones de trabajo, incluida la ordenación de los puestos de trabajo y la organización de los turnos, así como el uso de los lugares comunes de forma que se garantice el mantenimiento de una distancia de seguridad interpersonal mínima de 1,5 metros entre los trabajadores. Cuando ello no sea posible, deberá proporcionarse a los trabajadores equipos de protección adecuados al nivel de riesgo.

d) Adoptar medidas para evitar la coincidencia masiva de personas, tanto trabajadores como clientes o usuarios, en los centros de trabajo durante las franjas horarias de previsible mayor afluencia.

e) Adoptar medidas para la reincorporación progresiva de forma presencial a los puestos de trabajo y la potenciación del uso del teletrabajo cuando por la naturaleza de la actividad laboral sea posible.

En la Guía “Gestión de la prevención de la COVID-19 en el trabajo. Guía de buenas prácticas”   se recomiendan buenas prácticas de gestión y acciones efectivas para prevenir y reducir la transmisión de la COVID-19 en el entorno laboral.

3.- En las tareas habituales de mi empresa nunca se había identificado el riesgo de exposición a agentes biológicos, entonces, ¿en qué consiste la evaluación del riesgo de exposición al coronavirus SARS-CoV-2 en este contexto?

Según las especificaciones realizadas por el Ministerio de Sanidad corresponde a las empresas evaluar el riesgo de exposición al SARS-CoV-2 en que se pueden encontrar las personas trabajadoras en cada una de las tareas que realizan y seguir las recomendaciones que sobre el particular emita el servicio de prevención, siguiendo las pautas y recomendaciones formuladas por las autoridades sanitarias.

Pero se debe tener en cuenta que se trata de una evaluación de riesgo de exposición y no se puede entender la misma con carácter ordinario, ni en el marco de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales de acuerdo con la interpretación realizada por la propia Inspección de Trabajo.

Por tanto esta evaluación del riesgo de exposición se puede llevar a cabo por la propia empresa e incluirlo en la documentación que se elabora en el cumplimiento de las obligaciones de la empresa indicadas en la pregunta anterior. No obstante, en caso de dudas es recomendable ponerse en contacto con el servicio de prevención ajeno o con otras entidades que puedan asesorar al respecto.

El procedimiento para realizar la evaluación del riesgo de exposición al SARS-CoV-2 se desarrollará

siguiendo las recomendaciones del Ministerio de sanidad en la Guía de actuación para los Servicios de Prevención, categorizando los trabajadores en función de la naturaleza de las actividades y los mecanismos de transmisión, en los siguientes escenarios de riesgo de exposición: 

  1. – Exposición de riesgo: situaciones laborales en las que se puede producir un contacto estrecho con un caso posible, probable o confirmado de infección por el SARS-CoV-2, sintomático.
  2. – Exposición de bajo riesgo: situaciones laborales en las que la relación que se pueda tener con un caso posible, probable o confirmado, no incluye contacto estrecho.
  3. – Baja probabilidad de exposición: trabajadores que no tienen atención directa al público o, si la tienen, se produce a más de 2 m de distancia, o disponen de medidas de protección colectiva que evitan el contacto (mampara de cristal, separación de cabinas de ambulancia, etc.).

Según los resultados de la evaluación de riesgo de exposición, se deberán implementar una serie de medidas preventivas.

Para más información consultar el documento:

Evaluación del riesgo de exposición al coronavirus SARS-CoV-2 en la empresa

4.- ¿A qué nos referimos cuando hablamos de un contacto estrecho?

Se clasifica como contacto estrecho de casos posibles, probables o confirmados:

Se clasifica como contacto estrecho:

― Cualquier persona que haya proporcionado cuidados a un caso: personal sanitario o sociosanitario que no ha utilizado las medidas de protección adecuadas o personas que tengan otro tipo de contacto físico similar.

― Cualquier persona que haya estado en el mismo lugar que un caso, a una distancia menor de 2 metros (ej. visitas, reunión) y durante más de 15 minutos.

― Cualquier persona que haya viajado en un avión, tren u otro medio de transporte terrestre de largo recorrido (siempre que sea posible el acceso a la identificación de los viajeros) en un radio de dos asientos alrededor del caso, así como la tripulación que haya tenido contacto con dicho caso.

– Cualquier persona que haya proporcionado cuidados mientras el caso presentaba síntomas: trabajadores sanitarios que no han utilizado las medidas de protección adecuadas, miembros familiares o personas que tengan otro tipo de contacto físico similar;

– Convivientes, familiares y personas que hayan estado en el mismo lugar que un caso mientras el caso presentaba síntomas a una distancia menor de 2 metros durante un tiempo de al menos 15 minutos.

Los servicios de prevención de riesgos laborales serán los encargados de establecer los mecanismos para la investigación y seguimiento de los contactos estrechos en el ámbito de sus competencias, de forma coordinada con las autoridades de salud pública.

5.- ¿Cómo se investigan y se hace un seguimiento de los casos de trabajadores con contactos estrechos?

El servicio sanitario del servicio de prevención ajeno o propio de riesgos laborales serán los encargados de establecer los mecanismos para la investigación y seguimiento de los contactos estrechos en el ámbito de sus competencias, de forma coordinada con las autoridades de salud pública, de la siguiente manera:

1.- El seguimiento y manejo de las personas trabajadoras en general se establece en el Procedimiento de actuación para los servicios de prevención, disponible en:

Procedimiento de actuación para los servicios de prevención de riesgos laborales frente a la exposición al SARS-CoV-2”  y la “Guía para la identificación y seguimiento de contactos de casos de COVID-19

El seguimiento y manejo de las personas trabajadoras, lo llevará a cabo el servicio sanitario del servicio de prevención de riesgos laborales realizando una evaluación individualizada del riesgo y de las tareas a realizar por la persona trabajadora, teniendo en cuenta los factores de vulnerabilidad y especial sensibilidad de la persona trabajadora.

Estudio y manejo de los contactos:

El estudio y seguimiento de los contactos laborales estrechos tiene como objetivo realizar un diagnóstico temprano en los contactos estrechos que inicien síntomas y evitar la transmisión en periodo asintomático y presintomático.

En el momento que se detecte un caso sospechoso se iniciarán las actividades de identificación de contactos estrechos. El periodo a considerar será desde 2 días antes del inicio de síntomas del caso hasta el momento en el que el caso es aislado. Si la PCR del caso sospechoso resultara negativa, se suspenderá la identificación y control de los contactos. En los casos asintomáticos confirmados por PCR, los contactos se buscarán desde 2 días antes de la fecha de diagnóstico.

Cualquier persona que sea identificada como contacto estrecho deberá ser informada y se iniciará una vigilancia activa o pasiva, siguiendo los protocolos establecidos en cada comunidad autónoma. Se recogerán los datos epidemiológicos básicos de la forma en que cada comunidad autónoma haya establecido, así como los datos de identificación y contacto de todas las personas clasificadas como contactos. Se proporcionará a todos los contactos la información necesaria sobre la COVID-19, los síntomas de alarma y los procedimientos a seguir durante el seguimiento. Las actuaciones sobre los contactos estrechos serán las establecidas en la Estrategia de detección precoz, vigilancia y control de la COVID-19.

6.- ¿A qué nos referimos cuando hablamos de trabajadores especialmente sensibles y trabajadores pertenecientes a grupos vulnerables?

Los trabajadores pertenecientes a grupos vulnerables son aquellos que podrían presentar una evolución clínica desfavorable en caso de padecer la COVID-19 como son los trabajadores con diabetes, enfermedad cardiovascular, incluida hipertensión, enfermedad hepática crónica severa, enfermedad pulmonar crónica, insuficiencia renal crónica, inmunodeficiencia, cáncer en fase de tratamiento activo, obesidad mórbida (IMC>40), embarazo y mayores de 60 años.

Para calificar a un trabajador como especialmente sensible, en relación a la infección de coronavirus SARSCoV2, el servicio sanitario del Servicio de Prevención ajeno o propio debe evaluar la presencia de estos  trabajadores de grupos vulnerables en relación a la infección, establecer la naturaleza de especial sensibilidad de la persona trabajadora y emitir informe sobre las medidas de prevención, adaptación y protección. Para ello, tendrá en cuenta la existencia o inexistencia de unas condiciones que permitan realizar el trabajo sin elevar el riesgo propio de la condición de salud de la persona trabajadora. Por tanto si se califica a la persona trabajadora como especialmente sensible en relación a la infección de coronavirus SARSCoV2, sin que haya posibilidad de adaptación del puesto de trabajo (reubicación en otro puesto compatible, teletrabajo), ni protección adecuada que evite el contagio se debe pasar a situación de incapacidad temporal. 

En la siguiente Infografía “COVID-19. Trabajadores especialmente sensibles”, se indica cómo gestionar estos casos y su Evaluación de Riesgos.

7 .-¿Cómo actúo si tengo un trabajador con posibles síntomas de COVID-19?

Las personas que presenten síntomas compatibles con COVID-19 o estén en aislamiento domiciliario debido a un diagnóstico por COVID-19 o que se encuentren en periodo de cuarentena domiciliaria por haber tenido contacto estrecho con alguna persona con COVID-19 no deberán acudir a su centro de trabajo.

Si un trabajador empezara a tener síntomas compatibles con la enfermedad, se contactará de inmediato con el teléfono habilitado para ello por la comunidad autónoma o centro de salud correspondiente, y, en su caso, con los correspondientes servicios de prevención de riesgos laborales. De manera inmediata, el trabajador se colocará una mascarilla y seguirá las recomendaciones que se le indiquen, hasta que su situación médica sea valorada por un profesional sanitario (Art 7, RD Ley 21/2020)

Por tanto, la empresa debe establecer protocolos con este fin.

8.- ¿Cuánto tiempo permanece activo el virus en las superficies habituales de trabajo y en el aire?

En función del material que están construidas las  superficies y las condiciones de temperatura, humedad, puede permanecer activo hasta 72 h. Hay estudios que indican que en determinadas condiciones pueden permanecer hasta 7 días.

En el aire, según el tamaño de las partículas y las condiciones hasta 3 horas.

En función del tipo de superficie (más o menos porosa) y las condiciones de temperatura y humedad relativa:

– En papel (folios, pañuelos): hasta 3 h.

– En madera, en telas (ropa, cortinas), en vidrio: 1-2 días.

– En plástico, billetes, mascarillas, acero: hasta 4 días.

 

Información Técnica – Científica sobre la enfermedad por coronavirus COVID-19

9.- ¿La Inspección de trabajo (ITSS) me puede requerir información y documentación y me puede sancionar, qué me piden?

La ITSS puede solicitar documentación sobre el cumplimiento de las obligaciones establecidas por la Autoridad sanitaria, especialmente en lo relacionado con la  revisión de evaluación del riesgo de exposición al SARS-CoV-2 y las medidas preventivas implementadas para  controlar este riesgo y los posibles contagios. A veces pueden solicitar actas de reuniones, plan de contingencia, protocolos de actuación, etc.

Si los incumplimientos son de medidas preventivas sanitarias frente al coronavirus, en empresas que no están comprendidas en el Real Decreto 664/1997 de agentes biológicos, es aplicable el Real Decreto-ley 26/2020, de 7 de julio, de medidas de reactivación económica para hacer frente al impacto del COVID-19 en los ámbitos de transportes y vivienda , en la Disposición final duodécima se indica que se habilita a los funcionarios de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social integrantes del Cuerpo Superior de Inspectores de Trabajo y Seguridad Social, y del Cuerpo de Subinspectores Laborales, escala de Seguridad y Salud Laboral para vigilar y requerir, y en su caso, extender actas de infracción, en relación con el cumplimiento por parte del empleador de las medidas de salud pública establecidas en los párrafos a), b), c) del artículo 7.1, y en el párrafo d) del mismo, cuando afecten a las personas trabajadoras:

a) Adoptar medidas de ventilación, limpieza y desinfección adecuadas a las características e intensidad de uso de los centros de trabajo, con arreglo a los protocolos que se establezcan en cada caso.

b) Poner a disposición de los trabajadores agua y jabón, o geles hidroalcohólicos o desinfectantes con actividad virucida, autorizados y registrados por el Ministerio de Sanidad para la limpieza de manos.

c) Adaptar las condiciones de trabajo, incluida la ordenación de los puestos de trabajo y la organización de los turnos, así como el uso de los lugares comunes de forma que se garantice el mantenimiento de una distancia de seguridad interpersonal mínima de 1,5 metros entre los trabajadores. Cuando ello no sea posible, deberá proporcionarse a los trabajadores equipos de protección adecuados al nivel de riesgo.

d) Adoptar medidas para evitar la coincidencia masiva de personas, tanto trabajadores como clientes o usuarios, en los centros de trabajo durante las franjas horarias de previsible mayor afluencia (cuando afecten a los trabajadores).

Dicha habilitación se extiende a los funcionarios habilitados por las comunidades autónomas.

El incumplimiento por el empleador de las obligaciones a las que se refiere el apartado anterior constituirá infracción grave, que será sancionable según lo establecido en Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social, aprobado por Real Decreto legislativo 5/2000.

Criterio Operativo nº 102/2020, sobre medidas y actuaciones de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social

10.- ¿Se pueden paralizar trabajos, tareas o actividades de mi empresa por riesgo grave e inminente al coronavirus SARS-CoV-2?

No, con carácter general, ya que la ITSS no tiene competencias para paralizar trabajos, tareas o actividades por riesgo grave e inminente, relacionado con el riesgo de exposición y de contagio por el coronavirus y el incumplimiento de las medidas preventivas acordadas por la autoridad Sanitaria.  

Como en el caso de las sanciones, sólo podrían aplicar esta facultad si los riesgos laborales graves e inminentes estuvieran relacionados con normativa de prevención de riesgos laborales (agentes biológicos u otros), considerados aisladamente y no en concurrencia con incumplimientos de las medidas preventivas sanitarias.

Informe ITSS sobre riesgo grave e inminente. Criterios

11.- ¿Qué medidas preventivas debo implementar?

En función de la evaluación del riesgo de exposición al coronavirus SARS-CoV-2 se deben implementar las medidas de carácter organizativo y técnicas, medidas de higiene personal y medidas de protección individual.

Entre otras, por su importancia, en este caso se recomiendan prioritariamente las establecidas en el art. 7, Centros de trabajo, del RD Ley 21/2020:

  1. a) Adoptar medidas de ventilación, limpieza y desinfección adecuadas a las características e intensidad de uso de los centros de trabajo, con arreglo a los protocolos que se establezcan en cada caso.
  2. b) Poner a disposición de los trabajadores agua y jabón, o geles hidroalcohólicos o desinfectantes con actividad virucida, autorizados y registrados por el Ministerio de Sanidad para la limpieza de manos.
  3. c) Adaptar las condiciones de trabajo, incluida la ordenación de los puestos de trabajo y la organización de los turnos, así como el uso de los lugares comunes de forma que se garantice el mantenimiento de una distancia de seguridad interpersonal mínima de 1,5 metros entre los trabajadores. Cuando ello no sea posible, deberá proporcionarse a los trabajadores equipos de protección adecuados al nivel de riesgo.
  4. d) Adoptar medidas para evitar la coincidencia masiva de personas, tanto trabajadores como clientes o usuarios, en los centros de trabajo durante las franjas horarias de previsible mayor afluencia.
  5. e) Adoptar medidas para la reincorporación progresiva de forma presencial a los puestos de trabajo y la potenciación del uso del teletrabajo cuando por la naturaleza de la actividad laboral sea posible.

¿Cómo debo lavarme las manos?

Lavarse las manos

12.- ¿Cómo puedo desinfectar las superficies?

El hecho de la permanencia activa del virus en las superficies, que podemos tocarlas con las manos y luego tocarnos la cara (unas 2.000 veces diarias), justifica como medida principal el lavado de manos y la desinfección de las superficies con productos de limpieza con contenido en alcohol de al menos el 70%,  hipoclorito de sodio (lejía doméstica) al 0.1% o peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) al 0.5% u otros.

Siempre que utilicemos productos para desinfectar, en cualquier caso, deberán estar dentro de la lista de sustancias autorizadas como virucidas por el Ministerio de Sanidad.

https://www.mscbs.gob.es/en/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/documentos/Listado_virucidas.pdf

Se aconseja a las empresas disponer un plan de limpieza y desinfección de las instalaciones de las instalaciones, equipos, materiales, etc.

Para más información consultar la siguiente infografía:

https://prevencion.asepeyo.es/wp-content/uploads/Plan-de-limpieza-y-desinfeccio%C3%ACn-de-la-empresa.pdf

13.- ¿La desinfección de las instalaciones de mi empresa las debe realizar una empresa autorizada?

No es necesario siempre que se utilicen los desinfectantes habituales (autorizados en la lista de virucidas) y, por tanto, estas tareas podrán ser realizadas por el propio personal de la empresa.

Si en algún caso se deben utilizar productos desinfectantes cuya aplicación requiera de personal profesional especializado, lo deberá llevar a cabo una empresa autorizada  incluida en el Registro Oficial de Establecimientos y Servicios Biocidas de las Comunidades Autónomas.

14.- ¿Se pueden desinfectar las instalaciones de mi empresa con ozono o UV-C? Ozono

El ozono no es una sustancia cuya efectividad para la eliminación del SARS-CoV-2 esté bien acreditada y no está incluida en la lista de virucidas del Ministerio de Sanidad.

Está en proceso de evaluación su efectividad como biocida (concentración y aplicación) por la ECHA, por tanto no está todavía autorizado su uso. No obstante se puede utilizar, como excepción, si se comunica al Ministerio de Sanidad, si se toman todas las medidas preventivas para que no afecte a la salud de los trabajadores, siempre bajo la responsabilidad de la empresa que lo utilice. Al aplicarse por pulverización, debería hacerse por una empresa incluida en el Registro Oficial de Establecimientos y Servicios Biocidas (ROESB) de las Comunidades Autónomas.

Se trata de un gas considerado contaminante y con efectos nocivos para la salud comprobados, por tanto su uso implica unas normas de prevención rigurosas.

Equipos de poca solvencia técnica pueden introducir más factores de riesgo que ventajas asociados al uso de ozono en contexto de uso mal controlado.

La formación y la información completa es un requisito imprescindible para la aplicación de productos químicos tóxicos.

La limpieza y desinfección para la eliminación de cualquier tipo de virus se ha de hacer con productos químicos que figuran en la lista de virucidas publicada por la autoridad sanitaria.

Por todo ello se desaconseja el uso de ozono para limpieza de aire y superficies.

Para más información clicar en el siguiente enlace:

https://prevencion.asepeyo.es/wp-content/uploads/USO-DE-OZONO-PARA-DESINFECCI%C3%93N-DE-VIRUS-SARS-COV-2.pdf

UV-C

La evidencia disponible sugiere que la radiación UV-C puede reducir la población de virus en superficies. En el caso concreto de los coronavirus, la evidencia sugiere que los dispositivos de UV-C reducirían la población vírica, de una forma fácil y rápida. Sin embargo, a fecha de hoy no se ha encontrado evidencia sobre la eficacia y seguridad de la desinfección de SARS-CoV-2 con dispositivos de radiación con ultravioleta u ozono.

La incidencia directa de la UV-C sobre una superficie puede inactivar los microorganismos presentes. No obstante las zonas de sombra no serán desinfectadas, tampoco aquellas superficies que estén cubiertas por cualquier capa que filtre o sea opaca a la radiación UVC. 

Otros factores que pueden afectar es la distancia del foco emisor a la superficie a tratar,  la potencia de la lámpara y los tiempos de aplicación necesarios, van de 6 minutos a varias horas.

La temperatura, pero especialmente, la humedad modifica fuertemente el potencial desinfectante de la radiación UVC. En general en ambientes más secos se optimiza el funcionamiento de este principio de inactivación de los microorganismos. Un valor de referencia a no superar es el de 50% de humedad relativa, pero también sin que sea más bajo del 30% en el que se agravarían otros problemas relacionados con un ambiente seco.

Dado que la radiación UV ha sido identificada como potencialmente cancerígena, deben adoptarse medidas de protección para minimizar ese riesgo. En el uso normal, las fuentes de rayos ultravioleta seguras que se fijan en conductos de recirculación de aire o las que se utilizan para la desinfección del agua no deben suponer un riesgo de exposición para los seres humanos. Cuando se trabaja en una zona de irradiación UV, los trabajadores deben llevar equipo de protección personal tal como ropa industrial (por ejemplo, telas pesadas) y una pantalla facial industrial (por ejemplo, caretas) (ICNIRP, 2010). Los respiradores de cara completa (CIE, 2006) y la protección de las manos mediante guantes desechables (CIE, 2007) también proporcionan protección contra la radiación UV.

En conclusión:

– Las Radiaciones UV-C no se pueden aplicar en presencia de personas.

– Los aplicadores deben contar con los equipos de protección adecuados y de acreditar una formación específica sobre los requisitos de seguridad de los aparatos o equipos que utilizan radiaciones UV-C.

– Un uso inadecuado de estos equipos puede provocar posibles daños para la salud humana y dar una falsa sensación de seguridad. No se recomienda el uso de estos equipos o dispositivos para un uso doméstico.

– El uso de lámparas de desinfección UV para desinfectar las manos u otras áreas de la piel no está recomendado salvo que esté clínicamente justificado.

– Los instaladores profesionales de las UV-C deben informar a los clientes sobre el cumplimiento de la Especificación UNE 0068 y de los principales aspectos relacionados con el uso seguro y la no superación de los límites de exposición.

Para más información clicar en el siguiente enlace:

https://prevencion.asepeyo.es/wp-content/uploads/USO-DE-ULTRAVIOLETAS-PARA-DESINFECCI%C3%93N-DE-VIRUS-SARS-COV-2.pdf

15.- ¿Se pueden utilizar productos virucidas sobre personas en túneles, arcos, para la desinfección de los trabajadores al entrar o salir de una empresa?

Actualmente, no existe ningún producto virucida que esté autorizado para su uso por nebulización sobre las personas. Por tanto, esta técnica de aplicación que se anuncia en los denominados túneles desinfectantes de ningún modo puede ser utilizada sobre personas. Un uso inadecuado de biocidas introduce un doble riesgo, posibles daños para la salud humana y dar una falsa sensación de seguridad.

16.- ¿Qué precauciones debo tener con el sistema de ventilación y climatización de mi empresa?

– En general se debe aumentar la renovación de aire y disminuir o eliminar la recirculación. El caudal mínimo de aire exterior debe ser de 12,5 l/segundo y ocupante (48 m3/h/persona) (IDA 2: aire de buena calidad (RITE)). También se puede optar por  reducir la ocupación.

Se recomienda en horario laboral 2 horas antes/después de la apertura/cierre del centro de trabajo, trabajar con el caudal máximo que permita el sistema. En las horas restantes de la semana, incluido fines de semana, se recomienda mantener el sistema funcionando a bajo caudal, pero nunca por debajo del 25% del caudal de aire nominal.

Reducir o Eliminar en lo Posible la Recirculación de Aire en los equipos cerrando las compuertas de recirculación trabajando con aire exterior. Si se dispone de sección de “freecooling” pasar directamente a modo 100% aire exterior.

Extracción de Aseos en Continuo (24 horas al día 7 días a la semana). En el caso de existir en los aseos ventanas practicables, se recomienda no abrirlas debido a que ello podría establecer un flujo de aire inverso y sacar aire de los aseos al resto del edificio y facilitar la contaminación por vía fecal-oral.

– Aumento de la Ventilación Natural. Si el edificio no dispone de sistemas de ventilación mecánica, es recomendable la apertura de ventanas accesibles. Incluso en edificios con ventilación mecánica es recomendable realizar una ventilación regular con ventanas.

– Condiciones termohigrométricas. Las temperaturas no afectan de forma significativa a la desactivación del virus, y las condiciones que la permitirían, especialmente por condiciones térmicas por encima de 30º no son compatibles con una actividad en el interior de los locales climatizados convencional. Por tanto, se recomienda no cambiar condiciones calefacción ni refrigeración habituales. (17-27 ºC)

La Humedad Relativa los rangos reglamentarios en vigor (30 a 70% de HR) se consideran adecuados por  lo que también se recomienda no cambiar los parámetros habituales.

– Se recomienda que los ventiladores de los fancoils, unidades interiores de expansión directa, unidades tipo splits, etc., funcionen de manera continua cuando los locales están ocupados

– Sistemas de filtración y purificación del aire.

– Sistemas centralizados. Se recomienda aumentar tanto como sea técnicamente posible la filtración del aire recirculado en equipos centralizados. La radiación ultravioleta corta UV-C se recomienda su uso en baterías, evaporadores o  conductos de los equipos de tratamiento de aire como medida adicional o complementaria de desinfección de sus superficies, considerando un efecto moderado o bajo sobre flujos de aire. Algunas lámparas pueden producir ozono como subproducto.

          – Sistemas portátiles. Se recomienda el uso de unidades portátiles equipadas con filtros de alta eficiencia HEPA, ubicadas en los espacios a tratar con capacidad de retener aerosoles en porcentajes superiores al 99,95%, según la norma UNE1822.

– Mantenimiento de las instalaciones.

Mantenimiento Preventivo antes de la Reapertura En edificios y establecimientos que hayan cerrado o cesado su actividad, es recomendable realizar una revisión general de la instalación de climatización antes de la reapertura. En este caso, es conveniente realizar la limpieza de rejillas, difusores, filtros y baterías.

Para el caso de la ventilación, antes de la reapertura se recomienda realizar un proceso de purga del aire interior tanto del edificio como del sistema de ventilación, para lo que bastaría con el arranque del sistema de ventilación para ofrecer un número de renovaciones del aire interior adecuado.

No es preceptiva la limpieza de los conductos si se han seguido las recomendaciones anteriores.

Revisión y limpieza de filtros de aire. Se recomienda reemplazar los filtros de aire de acuerdo con el programa de mantenimiento ya establecido en cada edificio. La sustitución de los filtros normativos en las unidades de tratamiento de aire por otros de mayor eficacia puede reducir el caudal de aire si el ventilador del equipo no está preparado para esa pérdida de carga adicional. En ese caso, se recomienda que el cambio de filtro sea por otro de igual eficacia y pérdida de carga. Si el ventilador del equipo lo permite, se recomienda mejorar la eficacia del filtro, siempre que se garantice el caudal de aire nominal del equipo.

Para más información:

https://prevencion.asepeyo.es/wp-content/uploads/OPTIMIZACI%C3%93N-VENTILACI%C3%93N-REDUCCI%C3%93N-CONTAGIOS.pdf

17.- ¿Es la medición de la temperatura de los trabajadores una medida imprescindible para detectar y prevenir la COVID-19?

Ya hemos visto anteriormente las medidas principales (distancia interpersonal, lavado de manos, uso de mascarilla) o las otras medidas como limpieza, ventilación del Art. 7 del RD Ley 21/2020, donde la toma de temperatura no aparece en ningún caso.

Se puede considerar una medida preventiva más, pero no imprescindible, siempre teniendo en cuenta:

– ¿Qué temperatura ponemos como límite para no dejar pasar a un trabajador al centro de trabajo? La OMS considera fiebre a partir de 38ºC. ¿Donde se establece, 37,5ºC, 37ºC?

– Se recomienda no guardar los datos de las mediciones de temperatura de los trabajadores para respetar la confidencialidad de los datos.

– Utilizar termómetros con una precisión de 0,3ºC, mínimo.

– Disponer de protocolo para ver cómo actuar cuando un trabajador supera la temperatura máxima establecida por la empresa: por ej. hacer una segunda medición en 10 min, ¿quién la hace?, ¿vigilancia de la salud? ¿se avisa a salud pública?

– Teniendo en cuenta que hay un elevado número de asintomáticos y presintomáticos que no serían detectados, esta medida tiene una eficacia limitada y tiene un carácter más bien disuasorio, por si algún trabajador, caso improbable, pese a encontrarse con síntomas quisiera asistir al centro, por diversos motivos.

18.- ¿Cómo se gestionan los residuos?

En centros sanitarios (hospitales, centros de salud), ambulancias, etc. se seguirán los protocolos establecidos por Sanidad.

Los residuos generados en la atención del paciente se consideran residuos de Clase III y por lo tanto deberán ser eliminados como residuos biosanitarios especiales.

El contenedor de residuos una vez lleno se cerrará y antes de su retirada se desinfectará en su superficie con un paño desechable impregnado en desinfectante.

https://www.mscbs.gob.es/en/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/documentos/Documento_Control_Infeccion.pdf

En las empresas que su actividad no lleve implícita la exposición a agentes biológicos gestionará los residuos ordinarios de la forma habitual, respetando los protocolos de segregación.

Los pañuelos desechables que se empleen para limpiado o secado de manos, sonarse, etc. serán desechados en papeleras o contenedores con tapas y accionados por pedal.

Todo el material como mascarillas, guantes, etc. se deberá depositar en la “fracción resto” de la agrupación de residuos de origen doméstico provenientes de la segregación.

En caso de un trabajador con síntomas y haya depositado pañuelos u otros productos usados en un contenedor, éste deberá ser aislado y poner su contenido en una bolsa de basura, si no lo está ya, ser extraída y colocarla en una segunda bolsa de basura, con cierre, para su depósito en la “fracción resto”.

Buenas prácticas en los centros de trabajo. Medidas para la prevención de contagios del COVID-19.

19.- ¿Qué tipo de mascarillas existen en el mercado?

En cuanto a los tipos de mascarillas y su uso, a continuación se detallan:

Mascarillas higiénicas

Este tipo de mascarilla no se considera producto sanitario ni tampoco equipo de protección individual (EPI), y no están diseñadas para «proteger de ningún riesgo», por lo que no se recomienda su uso en «situaciones que impliquen exposición a agentes peligrosos». No obstante, en el marco de la crisis actual, sí están destinadas, según las recomendaciones del Ministerio de Sanidad, a todas aquellas personas sin síntomas que no sean susceptibles de utilizar mascarillas quirúrgicas ni filtrantes. El objetivo es reducir el riesgo de transmisión del virus desde la boca y la nariz del usuario no enfermo o asintomático a otras personas. Existen dos tipos de mascarillas higiénicas:

  • Mascarillas higiénicas no reutilizables: son las que se rigen por la especificación UNE 0064-1 y UNE 0064-2, la primera para adultos y la segunda para niños.
  • Mascarillas higiénicas reutilizables: son las que se rigen por la especificación UNE 0065 y existen tanto para adultos como para niños. Son reutilizables, aunque para que así lo sean hay que fabricarlas con una serie de materiales que se puedan reutilizar. Recomendadas por Sanidad para minimizar el contagio, son un tipo de mascarillas que se pueden fabricar en casa, aunque no se deben olvidar las recomendaciones para lavarlas y desinfectarlas

Mascarillas higiénicas en población general

Mascarillas quirúrgicas

Se usan para evitar la transmisión de agentes infecciosos por parte de la persona que la lleva puesta, por lo tanto, se recomienda su uso en personas diagnosticadas con coronavirus, para minimizar que contagien a las personas que puedan acercarse, aunque igual que las anteriores son una pieza no hermética. Estas mascarillas son desechables y no son consideradas EPI, tampoco, porque no proporcionan un nivel fiable de protección frente a la inhalación de partículas, aunque sí son consideradas producto sanitario. Además pueden proporcionar cierta protección ante salpicaduras de fluidos potencialmente contaminados: se trata de las mascarillas quirúrgicas con marcado IIR. Además de los diagnosticados, son las que utiliza el personal que acompaña a los afectados a las zonas de aislamiento o los ciudadanos en general cuando vayan a locales como supermercados donde no siempre se  pueda garantizar la distancia interpersonal.

Mascarillas quirúrgicas en población general

Mascarillas autofiltrantes

  • Mascarillas FFP2: en este caso la filtración mínima es del 92%, se usan frente a aerosoles de baja o moderada toxicidad. Recomendable para el personal sanitario que atienda»en casos de investigación, probables o confirmados para infección por el SARS-CoV-2 o las personas que entren en las áreas de aislamiento.
  • Mascarillas FFP3: la filtración mínima de este tipo de mascarillas se eleva al 98. Éstas son las recomendadas ante aerosoles de alta toxicidad. Según las recomendaciones de Sanidad, estas son las mascarillas que debería llevar el personal sanitario que atienda en situaciones en las que se generen aerosoles como intubación traqueal, lavado broncoalveolar o ventilación manual.

Antes del uso de estas mascarillas se debe asegurar el ajuste de las mismas con la cara, mediante la correspondiente prueba de ajuste.

Nota: estas mascarillas si tienen válvula de exhalación no deben usarse con el fin de evitar la transmisión del virus desde la boca y la nariz del usuario a otras personas.

Otras: mascarillas duales, que por un lado proporcionan protección frente a bioaerosoles a la persona que la lleva puesta, y a la vez reduce la transmisión de agentes infecciosos de esta misma persona a la zona de trabajo. Deben cumplir las disposiciones legislativas de EPI y de Producto Sanitario. La mascarilla de uso dual es desechable.

Tabla resumen de productos: Equipos de protección individual (EPI), productos sanitarios (PS) y otros

20.- ¿Ante la escasez de los equipos de protección individual, en general, y de las mascarillas en particular, cómo hay que actuar?

Excepcionalmente, la Secretaría General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa (Ministerio de Industria, Comercio y Turismo) ha abierto la puerta, bajo ciertas condiciones, a la utilización de equipos de protección respiratoria que sin estar homologados para su utilización en la Unión Europea cumplan con las normativas siguientes (de aplicación hasta el 30 de septiembre o hasta que completen la evaluación de conformidad para el marcado CE, lo que antes ocurra):

  • Estadounidenses (NIOSH-42CFR84),
  • chinas (GB2626-2006),
  • australianas (AS/NZ 1716:2012),
  • coreanas (KMOEL – 2017-64) y
  • japonesas (Japan JMHLW-Notification 214, 2018)

– Tabla de equivalencias para mascarillas FFP2:

Norma Clasificación
EN 149:2001 FFP2
NIOSH-42CFR84 N95, R95, P95
GB2626-2006 KN95
AS/NZ 1716:2012 P2
KMOEL – 2017-64 Korea 1st Class
Japan JMHLW – Notification 214, 2018 DS

– Tabla de equivalencias para mascarillas FFP3:

Norma Clasificación
EN 149:2001 FFP3
NIOSH-42CFR84 N99, R99, P99, N100, R100, P100

Las autorizaciones temporales se concederán por las autoridades de vigilancia del mercado, incluidas las de ámbito aduanero. Las autorizaciones temporales se realizarán por las autoridades de vigilancia de mercado de las Comunidades Autónomas. Para ello, dicha autoridad evaluará que el producto cumple con las especificaciones indicadas en las tablas anteriores: especificaciones técnicas aceptadas de otros países distintas a las normas armonizadas europeas, los documentos que garantizan que el producto cumple con las especificaciones requeridas en los países de origen. Además el fabricante o importador  y una identificación de los lotes que vaya a distribuir, incluyendo la información necesaria para permitir una identificación clara de cada uno de elementos que compongan dichos lotes, así como de sus destinatarios, incluyendo los datos de contacto de los mismos y la fecha y lugar concreto en la que se les hará entrega de dichos lotes.

Además, deberá informar al destinatario de que los productos suministrados no llevan el marcado CE ni ha superado el procedimiento completo de evaluación de la conformidad establecido en el Reglamento (UE) 2016/425, así como que el producto dispone de una autorización temporal concedida por la autoridad correspondiente.

También se pueden consultar las equivalencias para guantes, ropa de protección y equipos de protección ocular y facial en el siguiente enlace:

https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2020-4651

Verificación de certificados/informes que acompañan a los EPI

Destacar que en estos casos de excepcionalidad es recomendable la combinación de todas las medidas preventivas, no solo EPIs, proporcionando un grado adicional de protección.

21.- ¿Se deben utilizar mascarillas por parte de la población en general?

En el artículo 6. Uso obligatorio de mascarillas del RD Ley 21/2020 se indica lo siguiente:

  1. Las personas de seis años en adelante quedan obligadas al uso de mascarillas en los siguientes supuestos

a) En la vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público, siempre que no resulte posible garantizar el mantenimiento de una distancia de seguridad interpersonal de, al menos, 1,5 metros.

b) En los medios de transporte aéreo, marítimo, en autobús, o por ferrocarril, así como en los transportes públicos y privados complementarios de viajeros en vehículos de hasta nueve plazas, incluido el conductor, si los ocupantes de los vehículos de turismo no conviven en el mismo domicilio. En el caso de los pasajeros de buques y embarcaciones, no será necesario el uso de mascarillas cuando se encuentren dentro de su camarote o en sus cubiertas o espacios exteriores cuando resulte posible garantizar el mantenimiento de una distancia de seguridad interpersonal de, al menos, 1,5 metros.

2.- La obligación contenida en el apartado anterior no será exigible para las personas que presenten algún tipo de enfermedad o dificultad respiratoria que pueda verse agravada por el uso de la mascarilla o que, por su situación de discapacidad o dependencia, no dispongan de autonomía para quitarse la mascarilla, o bien presenten alteraciones de conducta que hagan inviable su utilización.

Tampoco será exigible en el caso de ejercicio de deporte individual al aire libre, ni en los supuestos de fuerza mayor o situación de necesidad o cuando, por la propia naturaleza de las actividades, el uso de la mascarilla resulte incompatible, con arreglo a las indicaciones de las autoridades sanitarias.

Las mascarillas son un medio de control de la fuente de infección al reducir la propagación en la comunidad ya que se reduce la excreción de gotas respiratorias de individuos infectados que aún no han desarrollado síntomas o que permanecen asintomáticos o por el principio de precaución por la población en general en las situaciones detalladas anteriormente.

Nota: como la gestión sanitaria de la pandemia actualmente está transferida a las Comunidades Autónomas, éstas pueden tomar decisiones al respecto distintas a las del Gobierno Central, por lo que en cada Comunidad Autónoma se seguirá lo establecido legalmente por las mismas. Por ej. en Catalunya y en otras Comunidades Autónomas es obligatorio el uso de las mascarillas independientemente que se respete la distancia interpersonal de 1,5 m.

22.- ¿Qué recomendaciones generales existen sobre el uso de las mascarillas quirúrgicas o higiénicas tanto para la comunidad como en el trabajo?

Aparte de lo comentado en la anterior pregunta en cuanto a la obligación de usar mascarillas quirúrgicas o higiénicas en el art. 6 del RD ley 21/2020 y que algunas Comunidades Autónomas obligan a su uso independientemente que se respete la distancia de 1,5 m  las recomendaciones se basan en la  disponibilidad de las mascarillas y el nivel de riesgo de infección.

El objetivo de este tipo de mascarillas, tanto por la población general como por parte de los profesionales, es no contagiar a los demás, limitando la excreción de gotas respiratorias de individuos infectados que aún no han desarrollado síntomas o que permanecen asintomáticos.

– En ningún caso, el uso de mascarillas sustituye al seguimiento estricto de otras medidas de protección e higiene recomendadas para la prevención de la infección. 

– En los individuos infectados por SARS-CoV-2 y en sus contactos estrechos, el uso de mascarilla quirúrgica es prioritario frente a otros tipos de mascarillas.

– La mascarilla higiénica es la opción recomendable para el uso por parte de la población general sana por su buena capacidad de filtración, comodidad y por su posibilidad de reutilización.

– De forma general, no será recomendable su uso en los siguientes casos: menores de 3 años, dificultad respiratoria que pueda verse agravada por el uso de mascarilla, personas con discapacidad o con situación de dependencia que les impida ser autónomas para quitarse la mascarilla, personas que presenten alteraciones de conducta que hagan inviable su utilización, cuando se desarrollen actividades que dificulten o impidan la utilización de mascarillas y cuando las personas estén en su lugar de residencia o cuando estén solas.

23.- Entonces, en el trabajo, en empresas que la naturaleza de su actividad no conlleve riesgo de exposición al coronavirus SARS-CoV-2 ¿se deben utilizar mascarillas, de qué tipo y para qué actividades?

En el art. 7, Centros de trabajo, del RD Ley 21/2020 se indica en el subapartado 7.1.c:
Adaptar las condiciones de trabajo, incluida la ordenación de los puestos de trabajo y la organización de los turnos, así como el uso de los lugares comunes de forma que se garantice el mantenimiento de una distancia de seguridad interpersonal mínima de 1,5 metros entre los trabajadores. Cuando ello no sea posible, deberá proporcionarse a los trabajadores equipos de protección adecuados al nivel de riesgo.

En el artículo 6. Uso obligatorio de mascarillas del RD Ley 21/2020 se indica lo siguiente:

1. Las personas de seis años en adelante quedan obligadas al uso de mascarillas en los siguientes supuestos:
a) En la vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público, siempre que no resulte posible garantizar el mantenimiento de una distancia de seguridad interpersonal de, al menos, 1,5 metros.
b) En los medios de transporte.
Posteriormente distintas Comunidades Autónomas como Catalunya, Extremadura, Aragón y Murcia el uso de mascarillas en cualquier espacio de uso público o abierto al público, aun garantizándose los 1,5 m.
Pero, NO afectaría a espacios de uso privado de las empresas (oficinas, almacenes, talleres…) respecto de los cuales la normativa autonómica sólo puede efectuar recomendaciones, por lo que seguirán siendo regulados por el art. 7.1.c del RD-ley 21/2020, bajo la vigilancia de la Inspección de trabajo y SS.
Si afectaría a puntos de venta, recepción, salas de espera, etc. o sea, zonas accesibles al público.

En estas empresas, el uso de mascarillas durante la jornada por parte de los trabajadores en sus puestos de trabajo es una medida, hasta ahora complementaria, salvo cuando no se pueda mantener la distancia o exista contacto con el público, a otras medidas como mantener la distancia interpersonal, el lavado frecuente de manos, limpieza de las superficies, etc. Si se tienen que utilizar serán mascarillas quirúrgicas o higiénicas, según los criterios y recomendaciones antes expuestas.
Recordar que se deberán seguir usando los EPIs necesarios respecto a otros riesgos a los que puedan estar expuestos los trabajadores en la empresa.

24.- ¿Cómo ponerse y quitarse una mascarilla correctamente?

Además de la protección que venga asociada al tipo de mascarilla, también hay que saber colocársela y retirársela de manera correcta de la cara. Estas son las recomendaciones de la OMS:

  • Antes de colocarse la mascarilla, es recomendable lavarse las manos con agua y jabón o con un gel desinfectante a base de alcohol.
  • La mascarilla debe colocarse de forma que cubra la boca y la nariz y garantizar el ajuste con  la cara.
  • Mientras se lleva puesta, hay queevitar tocarla. Si en algún momento se toca, hay que lavarse las manos de nuevo.
  • Si la mascarilla está húmeda, hay que retirársela ysustituirla por una limpia y seca. Si no es reutilizable, la mascarilla que se ha quitado habrá que descartarla y tirarla al contenedor correspondiente.
  • Para quitarse la mascarilla, hay que hacerlo siempre por la parte de atrás, para no tocar la delantera: desatarla desde la nuca sin tocar la parte frontal o retirar las gomas de una oreja y luego de la otra, pero siempre sin tocar la parte frontal de la misma.
  • Cada vez que se tira una mascarilla, sea reutilizable o no, hay que volver a lavarse las manos con agua y jabón o con un gel desinfectante.

 Secuencia para quitarse y ponerse los equipos de protección personal (CDC)

Quitarse y ponerse correctamente mascarillas autofiltrantes (CDC)

25.- ¿Se pueden reutilizar las mascarillas autofiltrantes FFP2 y FFP3?

Estas mascarillas, no reutilizables, según las normas y las instrucciones de los fabricantes, generalmente, no se pueden utilizar más de una jornada de 8 horas.

Antes la escasez de mascarillas y especialmente en hospitales, por parte del personal sanitario, se ven obligados a reutilizar durante varias jornadas, dentro de la excepcionalidad actual, aunque va mejorando día a día.

No obstante esta reutilización no se contempla ni en la normativa ni por los fabricantes.  

Por ello se deben establecer estrategias para su reutilización.

Una de ellas es la desinfección de las mismas. Con este fin se están realizando estudios al respecto pero sin conclusiones. En cada caso se deben hacer las pruebas y verificar que las mascarillas mantienen sus propiedades de filtración y ajuste.  

Posibles tratamientos para la desinfección de mascarillas CDC

Hay que tratar de combinar el uso de las mascarillas con otras medidas de prevención, pantallas faciales, mascarillas quirúrgicas encima de las autofiltrantes y, si no hay alternativa y hay que reutilizarlas de forma excepcional, se deben guardar en lugar bien seco dentro de una bolsa de papel con el nombre del usuario para poder reutilizarla en otra jornada. Antes de su almacenamiento y/o al utilizarlas de nuevo hay que hacer una inspección de la misma para garantizar que no se ha deformado, están manchadas de sangre u otros fluidos o secreciones, etc., en ese caso se deben desechar.

Uso racional de los equipos de protección respiratoria (COVID-19), OMS

26.- ¿Qué guantes son adecuadas para hacer frente al virus?

Para hacer frente al virus sólo son adecuados los guantes quirúrgicos que cumplan la

normativa europea UNE-EN ISO 374-5, estos guantes deben ser desechables

pudiéndolos encontrar en distintos materiales:

  • Látex: son los que ofrecen mejores propiedades de adaptabilidad y comodidad.
  • Nitrilo proporciona una comodidad similar a la del látex, pero con mayor resistencia al rozamiento y desgaste que la de otros guantes
  • Vinilo proporciona protección higiénica suficiente para tareas sencillas de uso corto.
  • Polietileno, normalmente son utilizados por personal sanitario.

Es importante recalcar que el uso de guantes no sustituye al lavado de manos.

Cuidado cuando son usados por trabajadores que su actividad no implica la exposición a agentes biológicos, ya que éstos pueden dar una falsa sensación de seguridad. Insistir en el lavado de manos y no llevarse las manos a la cara ni con guantes ni sin guantes.

Uso de guantes al salir a la calle

27.- Protección ocular y facial, ¿son necesarias?

Se deberá usar protección ocular cuando haya riesgo de contaminación de los ojos a partir de salpicaduras o gotas (debido a sangre, fluidos del cuerpo, secreciones y excreciones), normalmente en personal sanitario. 

La norma UNE-EN 166:2002 (protectores oculares y faciales) establece los requisitos para  la certificación de equipos para la protección frente a líquidos pudiendo ser estos equipos gafas integrales, en las que se comprueba la hermeticidad del protector o pantallas faciales, en las que se evalúa la zona de cobertura.

No obstante, no existe una norma especifica de protectores oculares frente a microorganismos. Los posibles campos de uso a considerar según la norma UNE EN166 serían: protección frente a impactos (todo tipo de montura), líquidos (montura integral/pantalla facial), partículas > 5 μm (montura integral), gas y partículas  < 5μm (montura integral).

28.- Mis trabajadores lo están pasando mal debido a la situación provocada por el Covid-19, ¿Qué puedo hacer para ayudarles?

Dirigirlos a alguno de los diferentes organismos e instituciones de servicios de psicología que, gratuitamente, se han puesto a disposición de la sociedad para prestar apoyo psicológico derivado de la pandemia del coronavirus. Entre ellos podemos destacar los siguientes:

  • El Ministerio de Sanidad ha puesto en marcha varias líneas telefónicas de asistencia psicológica gratuita, donde recibir ayuda profesional directa, para pacientes de Covid-19 y sus familias, así como personal sanitario, familiares de víctimas mortales del virus y población general con dificultades por el estado de alarma.

  • Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid (COPM): Tel: 91 541 99 99. Servicios de TelePsicología (videoconferencia y teléfono) por profesionales de la Psicología con formación especializada y una amplia experiencia profesional.

 

  • Col·legi oficial de Psicologia de Catalunya (COPC): Tlf: 658 584 988. El horario de atención es de 9 a 18 h, incluidos fines de semana. El COPC participa, también, en la creación de un servicio telemático de apoyo psicológico gratuito a todos los profesionales de la salud: 93 567 88 56.

 

  • Teléfono de orientación psicológica a familias. Generalitat Valenciana. Tlf. 960 4500 230

 

  • Consultoría de psicología Psicoemocionat. info@psicoemocionat.com. Reserva sesión por skype.

 

Por otro lado hay muchos profesionales de la psicología que están ofreciendo sus servicios individualmente vía telemática. A través de los colegios profesionales es una buena forma de encontrarlos

29.- ¿Hay alguna recomendación general que permita fomentar el bienestar emocional de las personas?

Sí, el Ministerio de Sanidad ha publicado en su página web una serie de consejos y recomendaciones, en formato pdf, para ayudar a una mejor gestión emocional de la situación.

https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/ciudadania.htm

Además, la Generalitat de Catalunya ha publicado una página web donde se incluyen recursos y herramientas para la gestión emocional, además de un cuestionario para conocer nuestro estado actual de salud emocional.

https://gestioemocional.catsalut.cat/

30.- ¿Es obligatoria la realización de teletrabajo (trabajo a distancia)?

Sí, siempre y cuando las empresas puedan cumplir con las condiciones establecidas en el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19. En su  Artículo 5. Carácter preferente del trabajo a distancia especifica:

En particular, se establecerán sistemas de organización que permitan mantener la actividad por mecanismos alternativos, particularmente por medio del trabajo a distancia, debiendo la empresa adoptar las medidas oportunas si ello es técnica y razonablemente posible y si el esfuerzo de adaptación necesario resulta proporcionado. Estas medidas alternativas, particularmente el trabajo a distancia, deberán ser prioritarias frente a la cesación temporal o reducción de la actividad.

Con el objetivo de facilitar el ejercicio de la modalidad de trabajo a distancia en aquellos sectores, empresas o puestos de trabajo en las que no estuviera prevista hasta el momento, se entenderá cumplida la obligación de efectuar la evaluación de riesgos, en los términos previstos en el artículo 16 de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales, con carácter excepcional, a través de una autoevaluación realizada voluntariamente por la propia persona trabajadora.

31.- En el teletrabajo (trabajo a distancia), ¿debo tener en cuenta los riesgos psicosociales?

Sí, el Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo ha publicado documentación donde se exponen una serie de recomendaciones para fomentar la salud psicosocial del personal en trabajo a distancia.

https://www.insst.es/documentacion/catalogo-de-publicaciones/riesgos-psicosociales-y-trabajo-a-distancia-por-covid-19.-recomendaciones-para-el-empleado

Además, este no es un teletrabajo habitual ya que se produce en una situación de confinamiento, por tanto es necesario tener en cuenta una serie de características específicas al respecto. En la publicación “Afrontar el teletrabajo durante el confinamiento” se puede ampliar esta información.

https://prevencion.asepeyo.es/wp-content/uploads/Guia-Confinamiento-y-teletrabajo.pdf

32.- ¿Qué medidas deben tomar los trabajadores para los desplazamientos hasta el lugar de trabajo para evitar contagios?
  • Siempre que puedas, prioriza las opciones de movilidad que mejor garanticen la distancia interpersonal de aproximadamente 2 metros. Por esta razón, es preferible en esta situación el transporte individual.

 

  • Si te tienes que desplazar en un turismo, extrema las medidas de limpieza del vehículo y evita que viaje más de una persona por cada fila de asientos manteniendo la mayor distancia posible entre los ocupantes.

 

  • Si vas al trabajo andando, en bicicleta o moto, no es necesario que lleves mascarilla. Guarda la distancia interpersonal cuando vayas caminando por la calle.

 

  • Si coges un taxi o un VTC, solo debe viajar una persona por cada fila de asientos manteniendo la mayor distancia posible entre los ocupantes.

 

  • En los viajes en autobús, en transporte público o autobús de la empresa, metro o tren guarda la distancia interpersonal con tus compañeros de viaje. Es obligatorio el uso de mascarillas que cubran nariz y boca si vas en transporte público.

 

  • En el caso de los autobuses públicos, el conductor velará porque se respete la distancia interpersonal.

 

Para más información:

https://www.mitma.gob.es/ministerio/plan-de-medidas-para-responder-al-impacto-del-covid-19-en-el-sector-transporte-y-movilidad/faqs/movilidad

33.- ¿Qué herramientas tengo para dar información y formación a los trabajadores?

Según el “Procedimiento de actuación para los servicios de prevención de riesgos laborales frente a la exposición al SARS-CoV-2”, “La información y la formación son fundamentales para poder implantar medidas organizativas, de higiene y técnicas entre el personal trabajador en una circunstancia tan particular como la actual. Se debe garantizar que todo el personal cuenta con una información y formación específica y actualizada sobre las medidas específicas que se implanten.

Por tanto, se deberá proporcionar la información y formación necesaria para sensibilizar a los trabajadores proporcionándoles todos los conocimientos sobre las medidas de actuación para evitar el contagio. Ésta deberá  estar actualizada, teniendo en cuenta principalmente, los riesgos y las medidas específicas que se implanten en cada momento. Entre otros medios, se puede llevar a cabo a través de carteles  y señalización que fomenten las medidas de higiene y prevención, la realización de cursos online y,  si es posible, pasando vídeos en monitores de TV ubicados en zonas comunes e instrucciones por escrito o verbales, siempre respetando el distanciamiento y las medidas establecidas para evitar contagios.

Para la acreditación de dichas actuaciones es recomendable documentar todas las acciones que se estén realizando al respecto, contenidos, planificación, etc.

34.- ¿Cómo me puede ayudar Asepeyo respecto a las consultas referidas a aspectos sanitarios y de prestaciones?

Asepeyo pone a disposición de los mutualistas apartados  específicos al respecto en la página web:

 – Apartado de la web:

https://www.asepeyo.es/informacion-sobre-el-coronavirus/

– Preguntas frecuentes:

https://www.asepeyo.es/dudas/

También se  pone a disposición de trabajadores y empresas mutualistas, un canal de comunicación consultassanitariascoronavirus@asepeyo.es formado por cinco médicos especialistas en medicina de trabajo, que atienden consultas exclusivamente médicas, relacionadas con el coronavirus.